Bronca y redes, una buena combinación

http://www.blog2.com.ar/index.php/2011/05/18/bronca-y-redes-una-buena-combinacion/

Los argentinos vivimos un serio malestar social que culminó a fines de 2001 con una crisis que se manifestó, a mi juicio, con la intención de romper el contrato social por parte de los ciudadanos. Algunos critican aquel movimiento espontáneo por haber sido liderado por la “clase media” (preguntaría: ¿y qué?), y otros directamente critican que haya sido realmente espontáneo (yo, personalmente, puedo confirmarlo). Pero de todos modos, y con algunos muertos mediante, había una clara canalización de bronca y de límite de tolerancia frente a los políticos, que después de nuestra demostración ciudadana se las arreglaron para que el “que se vayan todos” termine siendo “nos quedamos como si nada. La Argentina que vino después fue muy dolorosa, tal vez tanto como para que los ciudadanos hayamos firmado sin querer nuevamente el contrato.

“Europa es más civilizada”, este es el presupuesto de siempre, y “han tenido suficiente violencia a lo largo de su historia como para no volver a cometer los mismos errores”. A veces esto no parece ser así (recordar revueltas en Francia, por ejemplo), pero sí por el momento hay una España que está acampando en la calle en muchas ciudades haciendo exigencias a sus políticos de turno. Por supuesto, como en el 2001 argentino, hay comentarios sobre intereses o falta de inocencia en el reclamo (como si estas manifestaciones debieran ser casuales). Hay 5 millones de desocupados “cabreados” como se dice allí, “calientes” como se diría en Buenos Aires, enojados, con mucha bronca, sin perspectivas y con gobiernos y candidatos no creíbles para las elecciones autonómicas que ocurrirán en pocos días. En la Puerta del Sol como en muchos otros lugares se concentran grupos de toda índole, desde la clase media hasta los activistas antisistema.

En el 2001 no había redes sociales, Twitter y Facebook ni siquiera se estaban imaginando y las comunicaciones en Internet eran las clásicas de los medios tradicionales (que por cierto no cambiaron tanto en 10 años). La crisis argentina explotó en parte violentamente porque la situación era insostenible. Hoy las redes son capaces de coordinar acciones para no llegar a tal situación de violencia, pero sí para fijar en forma comunitaria posiciones fuertes y organizarse. En la semana del Día de Internet esta podría ser la mejor expresión de deseo de lo que significa dejar a la Red en manos de los usuarios.

Dependerá ahora de los políticos españoles leer esto correctamente y que el reclamo pueda ser entendido en términos más sofisticados que las clásicas revueltas populares que podrían intentar reprimir por todos los medios.

 

12 responses on “Bronca y redes, una buena combinación

  1. Daniela

    A mi personalmente me satisface ver que la sociedad se exprese políticamente y que no solamente se limite a votar cuando llega la fecha, si están organizados que importa, se puede discutir quienes influyen, pero es otro tema. Y lo que me interesa rescatar es que en Europa están pasando cosas que pasaron acá, hay que ver como salen de tantos problemas económicos devenidos en sociales, y habría que ver si los privilegiados que pueden viajar por el mundo valoran más a nuestro país y dejan de elogiar a los europeos como si fueran su camino a seguir, que sepan que nosotros también dejamos huella y hacemos camino al andar.

  2. Martín Parselis Post author

    Hola Daniela. Como sucede en muchos campos las experiencias previas ayudan a entender las actuales. Grecia está mal, como Italia, Portugal y España. Fijar la moneda en países tan diversos cultural e industrialmente tarde o temprano iba a resquebrajar algo… En ese sentido Argentina tiene experiencia para aportar, y en eso estoy de acuerdo.

    Pero también, y sin idolatrar gratuitamente a Europa (entenidendo todas la distintas Europas), también han aprendido de sus experiencias, sobre todo después de las Guerras Mundiales y con mucha más historia institucional que se reconstruyó increíblemente y en términos muy civilizados. En eso tienen alguna ventaja, me parece.

    Saludos!

  3. Daniel

    Como argentino que vive en España desde hace 9 años veo que persisten algunas diferencias. El desarrollo (hasta ahora) pacífico, maduro, organizado de las manifestaciones, como así también la reacción mesurada de la policía (el gobierno) aún cuando la “manis” de Madrid, Sevilla y Granada fueron declaradas ilegales demuestran otra altura, otro cálculo de acciones y consecuencias. El movimiento no es tan espontáneo, si lo fue la aceptación exponencial, gracias a las redes. Se venía preparando hacía unos meses y fue una jugada maestra clavarlo en mitad de una campaña electoral. TODOS quedaron descolocados, gobiernos, partidos, sindicatos, empresarios, banqueros y en especial los medios. Los “pilló” con el paso cambiado, siguiendo el libreto de la campaña electoral. Una lección en toda regla.

  4. Martín Parselis Post author

    Hola Dani!, si, hace varios meses que estaba dando vueltas en las redes el #nolesvotes y consignas similares, incluso muchas discusiones sobre la presión del bipartidismo. Pero eso no le quita espontaneidad desde el punto de vista institucional. A veces la idea de espontaneidad suena a “de repente a muchos les pintó y mirá lo que pasó”, pero me parece que lo espontáneo no es una cuestión de tiempo sino del modo en el que surge. Aquí hay muchísimas personas que totalmente por fuera de los procesos institucionales se organizaron para decir lo que no les gusta, y que en parte tiene que ver con cómo son esas instituciones. En sentido estricto (porque hoy parece que está lejos de ser una revolución) podría considerarse una revolución…

    El timming es perfecto, estoy de acuerdo, es inteligente y pone a todos entre la espada y la pared porque es imposible negar que esto está sucediendo. Que siga siendo pacífico, que aguanten en las calles, y que puedan ocurrir cambios… sobre todo después de la elección.

    ABZ

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *