Edupunk o el manifiesto de la autodidaxia

http://www.blog2.com.ar/index.php/2009/06/14/edupunk-o-el-manifiesto-de-la-autodidaxia/

Luca Prodan, el mítico cantante importado a estas tierras desde Italia y/o Escocia, mientras creaba sin límites con Sumo hablaba sobre el famoso slogan que aparece en los LPs, CDs, etc. locales justo al lado de la mención a SADAIC: “DISCO ES CULTURA“, y él con su perspectiva punkie decía: “Eso de que disco es cultura: fuck you“. Es que la leyenda pone a la industria discográfica en una situación sacralizada, y contra eso iba Luca.

Por momentos es muy difícil desasociar la analogía que se produce al pensar en los movimientos “anti sistema” surgidos en los años 70, especialmente el Punk, con ciertos comportamientos de la Web. Sino basta leer a Stallman, observar los principios del Software Libre, revisar el Cluetrain Manifesto, o leer Los Piratas son los Padres.

La gran idea del Edupunk trae algunos elementos clave del Punk a espacios tradicionalmente anti-Punk. Y la educación es uno de esos espacios. Y uno clave. Luego de atravesar una serie de experiencias relacionadas con la educación en la Web, sumado a una serie de principios en los que cada vez me queda más claro que la educación y el conocimiento no son una mercancía, merece un alto grado de mi atención principios tan simples como:

Desde el momento cero hay una cuestión crítica (y que tantas veces ha comentado mi colega Ana María) que es la autodidaxia. La otra cuestión es cómo gobiernos y corporaciones invierten en implementaciones tecnológicas educativas que no son parte de un proyecto significativo o cuya decisión de implementación depende de lobbystas. Ejemplos como el OLPC sobran.

Estas ideas obligan a repensar las estructuras educativas. Bienvenidas.

6 responses on “Edupunk o el manifiesto de la autodidaxia

  1. danielkaar

    Hola Martín:
    Página12 está empezando a publicar un debate que va en dirección a pensar algunas de las cosas que planteás (http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-126269-2009-06-08.html). Me parece, de todos modos, que el tema no puede entenderse como una mera cuestión reactiva frente al sistema o al simple cambio de “otros” por “yo-mismo”, aun cuando todos estos puntos son válidos y legítimos. Un sujeto que pueda tomarse a si mismo como objeto de formación, no es cualquier sujeto. Y mucho menos lo es aquel que emerge de la aplicación de politicas salvajes en el mercado y en la política, y de vaciamiento en lo cultural, educativo, comunicativo… Habría que pensar (como Latour) que se trata de consecuencias de un ensamblado social determinado y que el cambio vendrá de reensamblar de otra manera y no de cuestionar los resultados; lo cual no niega la veracidad de esas ocurrencias (este es el aspecto vidrioso que le veo a la propuesta edupunk).

    La reforma de la Constitución del 94 introduce la categoría “Consumidor” en el mismo nivel que “Ciudadano” sin explicar nunca qué se entiende por tal. Algo parecido sucede con la Ley Filmus: Se habla de “educar para formar ciudadanía”, pero nunca se dice sobre qué postulados de soberanía se asienta el proyecto educativo nacional.

    La pregunta clave aquí, para mí, no es a quién le corresponde hacerlo, sino ¿quién es capaz de hacerlo en las actuales condiciones?. Si, como se menciona en el debate citado, “El Banco Mundial dijo en 1996 que “la educación es más importante que nunca para lograr el desarrollo económico y la reducción de la pobreza”.” Está más o menos claro, 13 años después, que este presente es el resultado de un ensamblaje de factores y no una consecuencia indeseada.
    Seguimos!
    Abrazo
    danielk

  2. Martín Parselis Post author

    Muchas gracias Daniel. No había tenido oportunidad de leerlo, y realmente está muy bueno. Tu comentario es muy rico por las distintas perspectivas. Estoy de acuerdo en que no es cualquier sujeto el que puede lograr este proceso. Ana María Andrada, colega muy querida, siempre dice algo así: “yo nunca vi que alguien que sabe poquito haga mucho, el que sabe poquito hace poquito”, y en ese camino está lo que decís… la cultura general es la garantía de la autodidaxia.

    También comparto que la Argentina es muy débil en cuanto a formar ciudadanos (NO consumidores) con tal cultura general. Por lo que te mando un abrazo y me pongo a leer el artículo de Página 12.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *