Necesitamos más hackers

http://www.blog2.com.ar/index.php/2012/01/27/necesitamos-mas-hackers/

Cuando expuse una serie de fenómenos de la Red que me llamaban la atención en el mejor sentido, mencioné a Twitter casi como un paradigma de estructura de interacciones que impulsaban la innovación social, el flujo libre de la información y la conformación de comunidades. Durante ese mismo Coloquio académico alguien me preguntó si no me preocupaba que Twitter fuera una empresa común y corriente. La pregunta estaba orientada a cómo una empresa podría garantizar tal nivel de libertades. No dudé en mi respuesta (aunque confieso que jamás me había hecho una pregunta tan obvia): ¿qué importa? esto está ocurriendo de todos modos.

image from newstech24.com

A partir del anuncio de Twitter sobre el bloqueo de ciertos contenidos según lo requieran algunos países volví a plantearme este asunto.

Por un lado la garantía de las libertades en el entorno físico está custodiada por el derecho. En algunos países con más libertad que en otros. Por otra parte, las empresas no pueden ir contra estos derechos. Pero sobrevolando estas afirmaciones la cuestión termina en la discusión de qué derecho es más importante que otro.

Lo que me interesa llevar al extremo es si realmente es necesario conformar comunidades y redes online respetando algún derecho. Seguramente habrá muchas reacciones que dan por sentado que el derecho es algo a lo que debe atenerse cualquier actividad humana. Pero insisto en la pregunta: ¿por qué?

Si el derecho del entorno físico se aplica al virtual tenemos dos problemas: desnaturalizamos al entorno virtual y desnaturalizamos a las leyes. Pero además invocamos una especie de “acuerdo global” que supone que esto debe ser así. Sin embargo, y esto es una conclusión previa, tal cosa se debe a que la gente de derecho supone analogías entre ambos entornos como si se pudieran transferir las cosas de uno hacia el otro en forma general. La relación entre ambos entornos es absolutamente individual y no puede ser generalizada. La mejor aproximación que encuentro para evitar estas generalizaciones imposibles es “let it be”, no toquen la Red, funcionó maravillosamente bien si que se entrometan, no lo hagan.

Pero la conquista de la Red por parte de los que tienen vocación de hacerlo (gobiernos, empresas, etc.) ponen al derecho como argumento principal. Aquí ver chocar dos modelos nuevamente: curiosamente quienes tienen voz en el entorno físico son quienes reclaman cualquier tipo de regulación. Y los que tienen voz se arrogan distintos tipos de representación de individualidades. Y ya sabemos los problemas que existen en los distintos esquemas de representación, desde los sistemas democráticos, los que hablan por los artistas, etc.

Así las cosas el derecho del entorno físico aplasta la vida del entorno virtual. Porque se asume que el derecho está por sobre todas las cosas. ¿Por qué? ¿Acaso los Estados garatizan el libre flujo de la información? Si de relación físico-virtual se trata, aquí un buen análisis de alt1040, pero creo que vale la pena seguir preguntandose sobre la valoración del derecho sobre la Red.

Si tendremos bloqueos y borraremos archivos compartidos, y ahora los usuarios de cada vez país tendrán su propia versión del material que circula por Twitter, ¿quiénes son los que garantizan un espacio público abierto y no regulado? evidentemente no serán los que se arrogan representaciones, ni tampoco los Estados. Ni los ámbitos privados ni los públicos creados en el entorno físico son capaces de hacerlo.

¿Quién entonces?

Necesitamos más hackers

 

7 responses on “Necesitamos más hackers

  1. AndresArevalo

    El problema no es tener más hackers que garanticen el statu quo de la red. El problema es de “traducción”: ¿cómo hacemos para poner a interactuar dos mundos aparentemente disímiles pero intrínsecamente interrelacionados? Un hacker que tome “represalias” contra una institución tendrá problemas legales en el mundo real. Y de todas formas no soluciona el problema de cómo congeniar el problema de las libertades que da internet con la lucha por el poder y el control que desde la “realidad” se hace a la “virtualidad”. Aunque a mi me gusta el hackismo como estrategia de defensa de internet, creo que urge el diálogo, pero no para que internet pierda libertades sino más bien para que las ratifique. Hay otros problemas interesantes: por ejemplo, si todo el asunto del derecho y la libertad no yace en una concepción ontológica equivocada de la red.

  2. Martín Parselis Post author

    Uy Andrés, diste en el clavo con eso de que hay que definir eso de la red… en el fondo hay un problema de “traducción” son cosmovisiones distintas, ese es el conflicto más profundo me parece.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *