Sin dudas, el mejor

http://www.blog2.com.ar/index.php/2008/04/29/sin-dudas-el-mejor/

Cuando era chico, “lo mejor” estaba directamente relacionado con alguna cualidad. En alguna época lo “mejor” era lo más grande, en otra época lo más lejos, lo mucho, lo abundante, y así “lo mejor” se relacionaba con alguna parte exagerada de eso a lo que otorgábamos cualidad.

No se si es una marca de la época, o una marca de la edad, pero con el tiempo cada cosa parece ser más compleja. Aquello que resultaba mejor en un caso, tal vez resultaba peor en otro caso. O aquello que hacía que algo fuera mejor en un aspecto, lo desmejoraba en otros. Cada cosa tiene varios aspectos, mirar uno solo lleva hacia aquello que se llama simplismo, y cuando se analiza un solo aspecto de las cosas todo es fácilmente argumentable, entonces hablar de “el mejor” y “lo mejor” requería de mucho más respeto.

La situación de sobre-oferta que nos regaló la industrialización (emparentada con nuestra idea de abundancia), hace que nos veamos envueltos en la tarea de digerir mensajes para decidir entre qué ofertas optar. A raíz de eso, se supone que también nosotros nos volvimos complejos y sofisticados… y paradógicamente ciertos mensajes parecen estar dirigidos al hombre de las cavernas: “venite a mi empresa porque buscamos a los mejores”. La sobre-especialización hace eso: nos simplifica. La super-especialización habla de lo “mejor” en términos relativos, parciales.

Lo “mejor” se supone que no podría asignarse a un solo aspecto de las cosas complejas. De ser así caeríamos inevitablemente en el reduccionismo. ¿Será mejor (en absoluto) quien en todos los aspectos sea mejor (en relativo)?.

Cuando pregunté esto en Twitter @tanaligato me hizo la observación sobre la sinergia, y tiene mucha razón: “el mejor” en algo junto con “el mejor” en algo complementario, se supone tendrían resultados superadores. Pero aún así, sin la comprensión de la complementariedad no habría posibilidad de sinergia. Por lo tanto, no es posible desde “lo mejor” en un aspecto.

Para profundizar mi problema con la idea vulgar de “lo mejor” (de eso se trata este post), sucede que además somos perfectamente capaces de juzgar si aquel aspecto que hace relativamente “mejor” a algo es más o menos relevante que otro aspecto… y lo que tristemente sucede es que por lo general no nos tomamos el tiempo para analizarlo.

Por el momento, la frase de “buscamos a los mejores” o “somos los mejores” me da bastante asco, y no deja de ser un slogan y una postura estúpida.

2 responses on “Sin dudas, el mejor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *