Muerte y después: Juan Pablo, Bin Laden y Sábato

http://www.blog2.com.ar/index.php/2011/05/02/muerte-y-despues/

En no mucho tiempo se van a confundir en el recuerdo los días y las horas, al punto de decir que coincidió la muerte de Bin Laden, la de Ernesto Sábato y la beatificación de Juan Pablo II.

Todos están en algo relacionados con pensamientos políticos fuertes. Sábato huyó intelectualmente del comunismo al horrorizarse de las acciones de la Unión Soviética por parte de Stalin, lo que fue una renuncia como la de abandonar a las ciencias duras, y también a la esperanza para mirar al mundo desde una postura existencialista. Juan Pablo II, involucrado generacional y concretamente en la Segunda Guerra Mundial, fue un esperanzado esperanzador, promotor del diálogo ecuménico y “mensajero de la paz” tal como es recordado. En su circunstacia y dentro de la complejidad de la Iglesia y del mundo de los últimos años actuó diferente y dio un mensaje diferente. Quedaron cuentas pendientes como la pedofilia que se denunciaba dentro del Iglesia, o la cercanía con grupos ultraconservadores. Bin Laden, ex socio de Estados Unidos, y objetivo de la personalización de la acción militar luego del 11S, se supone al mando de una red terrorista de genial organización. Identificado como “el culpable” del atentando en Nueva York fue perseguido durante casi 10 años, y fue capturado extrañamente cuando Obama quiere ser re-elegido y no logra cerrar Guantánamo como había prometido (el informante clave para atrapar a Bin Laden está allí), asegurando que las acciones de Estados Unidos en la región no han terminado, Al-Qaeda ya anunció a su sucesor mientras se espera alguna acción terrorista. Obama, que es Premio Nobel de Paz, asegura que con la muerte de Bin Laden “se ha hecho justicia”.

En apenas dos días están todas las caras de la muerte, y de lo que viene después. Por alguna razón a Sábato se lo dejó de leer antes de que muera, Juan Pablo II fue venerado por 2 millones de personas, y miles de personas en Estados Unidos festejaron la muerte de Bin Laden.

La intelectualidad y el olvido, la esperanza y la venganza “en un mismo lodo todos manoseaos”.

 

 

 

7 responses on “Muerte y después: Juan Pablo, Bin Laden y Sábato

  1. Ana

    A Sábato lo habita una paradoja que lo representa: su jardín era cada vez más enorme y su entorno cada vez más impenetrable y oscuro. A veces uno se debate entre la fotosíntesis y la respiración. Si uno define bien (en un sentido estrictamente científico) a esta controversia de la naturaleza, vestida de equilibrio perfecto, puede ser una herramienta útil para ver lo que le pasó a los tres. Juan Pablo II trascendió a su tiempo y eso, en algún sentido, siempre te coloca en un lugar solitario y ajeno. Osama Bin Laden habitó espacios tan irreconciliables creyendo que él podía hacer su propia síntesis y sus propias contradicciones hablaron por él y lo llevaron a un lugar ajeno, impenetrable y oscuro.

  2. Martín Parselis Post author

    Buenas observaciones Ana! fotosíntesis-respiración… lo ajeno no le ocurrió a Sábato, creó su propia cárcel, diría (que es lo impenetrable y oscuro). Sí es ajena la trascendencia, porque se trasciende según los demás, no según uno mismo, te lleva a otro tiempo en condiciones que no son las tuyas.

  3. Alex

    Muy interesante tu articulo. Sabato es, aunque ya no este mas, un emblema, un sello para la literatura de ideas. Todo lo que creia, lo defendia. Es un aspecto importante… supongo que en teoria, todos deberiamos de defender lo que creemos, pero en el mundo que estamos hoy en dia, no mucha gente lo hace. Considero que hoy en dia esta de moda la prostitucion intelectual. Poner el ejemplo de Obama es perfecto, esta es su historia: Un presidente que se presentó como diferente; que planteaba y prometía cambiar la posición de los Estados Unidos frente al mundo y que termino alineandose a la sombra de los mil y un otros presidentes que le precedieron. Ordenar la ejecución del enemigo no me parece algo muy noble para una persona que recibio el premio nobel a la paz! Y es que sobre toda la escena mundial, tanto en Argentina como en todo el mundo parecería que la gente se puso de acuerdo para prostituir su intelecto: cada uno piensa en función de lo que le conviene, las ideas no tienen valor ni peso. Chavez recibe el premio a la libertad de prensa en el palacio San Martin en Argentina, Obama financia una guerra que prometió terminar, Francia( país fundador de los derechos Humanos del ciudadano etc) interviene en Libia para derrocar un gobierno que ellos mismos implementaron,todos son ejemplos de la falta organización de las prioridades. Lo mas preocupante, es que quienes dirigen el mundo, los países mas influyentes, mas ricos son los que mantienen esta hipocresía.
    Gracias por el espacio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *