Metcalfe

http://www.blog2.com.ar/index.php/2007/08/08/31/

Leyendo la buena nota de Maas en su blog de iEco, recordé que por lo general todo el mundo evoca a la “ley de la oferta y la demanda” como la regla de oro para explicar los fenómenos económicos. Me di cuenta desde muy chiquito que esa ley tenía algunos problemas, o no funcionaba, o tenía muchas excepciones.

Luego me di cuenta que funcionaba bajo ciertas condiciones, y hoy puede verse en parte funcionando cuando se habla de commodities. Maas trae en su nota a la Ley de Metcalfe, que es una vieja conocida para los que alguna vez leimos algo de la red y que de algún modo rompe con los presupuestos de la ley de la oferta-demanda.

Cuando se observan los objetos de consumo masivo, aquellos que están sujetos a otorgar las mal llamadas “virtudes” a las personas por el simple hecho de poseerlos, parece que funciona más Metcalfe que Oferta/Demanda.

A partir de esta cuestión, al hablar de objetos tecnológicos basados en TICs, parece que funciona a la perfección el efecto-red (muy informalmente: un teléfono es más útil potencialmente cuando hay más teléfonos, por lo tanto aumenta su valor). Si nos ponemos a pensar la tendencia de las aplicaciones en Internet sobre todo las de la “Web social” se basan en este efecto.

Luego está el tema de las externalidades, y de qué beneficio puede obtener alguien indirectamente desde alguna parte que no está directamente involucrada en la transacción. Y esta dinámica en la Web social es ley.

A partir de ello, volví a pensar en la generación que me tocó. Una generación, que no es la Y como le describiría Cobo, con una educación basada en las economías industriales, pero que no puede sobrevivir sin comprender la nueva economia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *